Journaling.

escritura libre

Escribe. Mejor a mano. Coge un papel y un bolígrafo o un lapicero. Un cuaderno nuevo y ¡a escribir!  Suelta tus ideas a través de ese lapicero. Lo primero que se te venga a la cabeza. Párate en el primer párrafo. Respira hondo y sigue. Ahora ya tendrás dos o tres párrafos y seguro que las ideas un poco mas claras.

Pues esa hoja que acabas de ensuciar con tu letra, arráncala pero no la destruyas. Como en algunas recetas, apártala y resérvala para después.

Empieza ya en  una nueva.  ¿Qué quieres contar? Da igual. Expresa tus miedos, tus enfados, tus objetivos;  lo que se te ocurra.  Poco a poco se irán aclarando las ideas, se irán ordenar tus objetivos, a priorizar tus planes. Y de paso sin darte cuenta empiezas a  gestionar tu ansiedad y te esmeras en usar un  vocabulario amplio y extenso para reflejarlo todo de la mejor manera.

Quieres ( y puedes ) poner tu huella no solo con el vocabulario y te sale la vena creativa. Está permitido usar colores, notas, pegar recortes e incluso utilizar iconos a modo de llamada a tu atención.

Vale, estás en modo creación pero este diario agenda que acabas de iniciar como técnica que es, tiene unos pasos a  seguir; pasos que con el discurrir del tiempo se irán abriendo y ampliando y adaptando a tu forma de ser.

Lo mas importante es que una vez que te decidas a escribir todo lo que se cuece en tu cabeza, o por lo menos aquello a lo que quieras dar salida, lleves un índice general. Tus  planes a desarrollar a corto o medio plazo, metas, objetivos. Es mejor que seas constante y escribas a diario durante los primeros días .  Mas tarde solo cuando lo necesites. A veces será a diario, incluso mas de una vez en el mismo día, y otras será una vez a la semana. Eso lo decides tú.  Exprésate con libertad que para algo es tu cuaderno.

Esta técnica se llama  Journaling y como te hemos dicho:

  1. Estimula tu creatividad mental.
  2. Te brinda la oportunidad de desahogarte y soltar emociones de una manera sana y controlada. Lo que  escribes después se puede destruir teniendo un beneficio emocional instantáneo en tu vida. Además la persona que tiene una catarsis por medio de la escritura  es emocionalmente mas estable.
  3. Ayuda a organizar los pensamientos, ideas y objetivos. (Ya os hemos dicho)  Y es una excelente herramienta para identificar áreas de problemas y diseñar soluciones.
  4. Te conecta con tus emociones, sentimientos, deseos… Es una forma sencilla de entrar en contacto con tu interior y facilita tu proceso de crecimiento personal.

Siéntate frente a tu cuaderno y permítete analizar tu pasado, organiza tu presente y planea el futuro.

Y claro que vale sentarte delante de tu ordenador y dejar que tus dedos hagan el trabajo.

 

 

Anuncios