Strong enough.

strong

Sí. Ser suficientemente fuerte para vivir, para relacionarte con los demás, para aceptar y encajar golpes y para poder tratar con gente negativa que va y viene por tu camino. Ser fuerte, mentalmente, es algo a lo que puedes acceder con un poco de entrenamiento y algo de tesón. Claro que los principios son malos y te costará un poco. Puro ensayo y error para ir haciéndolo cada vez mejor. Aquí van unas pautas que  han seguido y se encuentran en las personas que están al otro lado. En el emocionalmente fuerte. Y sobre todo , estable.

  1. Inteligencia emocional. Puedes y debes trabajar tu inteligencia emocional. Comprender y aceptar la emociones y así poder hacer algo con ellas. Sobre todo con las negativas; esas pruebas que nos pone la vida y por las que pasamos son una fuente inagotable de posibilidades de incrementar tu inteligencia emocional. Afortunadamente la inteligencia emocional es una aptitud flexible por lo que ¡ a mejorarla!
  1. Seguridad.No. No vale con parecerlo, o por lo menos solo con parecerlo. Hay que serlo. Aleja la duda o el miedo de tu vida. Al final, la falsa sensación de seguridad para tapar justamente lo inseguro sale a flote. Lleva a término tus planes. ¿Qué puede pasar? Si no salen a la primera, que no suelen salir, ya sabes qué errores no debes cometer. Te vendrá muy bien apartarte de las personas tóxicas, identificando sus emociones y neutralizando sus ataques. Eso sí, sin dramas por favor.

3.A cambiar. Con flexibilidad para aceptar el cambio sin miedo. Recuerdas que la inteligencia emocional se puede trabajar, ¿verdad ? Es un músculo. Si lo trabajas te costará cada vez menos adaptarte a los vaivenes de la vida. Aceptarás el fracaso con naturalidad. Aprovecharás las oportunidades que vayan surgiendo. Y si tienes un error… a neutralizarlo tras  haber sacado lo mejor de esa experiencia.

4.Siguiendo tu camino. El tuyo, no el de otras personas. Ni te compares, ni compares tu viaje con el de los demás. Es una pérdida de tiempo y de energía el malgastar esfuerzos en acciones movidas , y promovidas, por los celos. Es más, si celebras el éxito ajeno, además de salir ganando,  te sentirás mas libre para poder conseguir tu objetivo.

Puedes pensar que qué guay y fácil se ven las cosas desde según que lado de la barrera, pero nada mas lejos de lo que hablamos en el post de hoy. La fortaleza mental. Ser fuerte. ¿Por qué no lo pruebas? Ya sabes que te costará y que caerás y sabrás qué puedes y cómo puedes hacer las cosas. El resultado es tu objetivo cumplido y tú, pensando en uno nuevo.

 

Anuncios