Vacaciones de verano para ti.

 

vacas dos

Ojalá tuviéramos un interruptor para apagar y encender nuestro cerebro. ¿Te imaginas? Llega el día en que empiezan tus vacaciones. Se te hace muy muy laaaaaargo. Parece que nunca va a llegar la hora de salida. Y por fin te ves saliendo por la puerta, diciendo adiós con la mano casi sin girarte, con la vista puesta  al otro de la puerta donde te esperan un buen puñado de días de asueto y desconexión.

¿O no?  Además de las ganas que tienes de no volver por ahí, te llevas la costumbre de estar pensando y pendiente de tu trabajo.  Y casi se te hiela la sonrisa  cuando te imaginas el día de vuelta y todo lo que te esperará.

Tienes que desconectar. De ahí esa palanquita cortacorrientes para dejar apagado la parte de tu cerebro que te mantiene en alerta y que te hace eficaz en tu trabajo, resolviendo y cerrando temas.

¿Qué puedes hacer?

Para empezar bien tus vacaciones no dejes asuntos pendientes. No te vayas con el comecome de haberte dejado algo a medias. No dejar cabos sueltos es la mejor manera de no preocuparte por temas relacionados con la oficina.

Planificar las vacaciones con tu equipo, delegando  la carga de trabajo que te corresponde, exactamente igual que delegan en ti cuando se van los demás. Una buena manera de compartir no sólo el trabajo si no el descanso. ¿Te acuerdas cómo compartías los columpios en orden en tu infancia?

Practicar un deporte, además te sirve como un buen inicio para adquirir ese hábito. Las posibilidades de practicar alguno son amplias. Y el efecto en ti es beneficioso. Ojo con las lesiones, tampoco hay que convertirse en medallista olímpico. A la vuelta de vacaciones te puedes traer en tu maleta este buen hábito.

Apagar móviles, dispositivos tecnológicos, cosas que te mantengan en conexión y localizable en todo momento. Puedes empezar poco a poco. A la hora de comer, dejándolo en silencio, quitando los datos o limitando su uso a lo que empezó siendo. Un teléfono.

Usa tus redes sociales para divertirte y dar envidia de lo bien que estás y lo feliz que eres. Las redes sociales como entretenimiento y como forma de estar en contacto con amigos y familiares. Sólo eso.

Viajando se conocen  sitios nuevos y se viven nuevas experiencias. Qué mejor forma de olvidar el trabajo y la rutina diaria. Así que si puedes, aprovecha y viaja.

Y sobre todo duerme.  Si te habitúas a dormir más y mejor durante las vacaciones, en tu vuelta al trabajo adoptarás esta nueva rutina, junto con la práctica de deporte. Además que dormir bien ayuda a tener una mente más despierta y despejada.

Anuncios

Déjanos tu comentario. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s