I want my sex

o-MAS-SEXO-MAS-VIDA-facebook-1200x480

Sí. El coaching es esa metodología que consigue   tu máximo desarrollo  como persona individual y como persona que se relaciona con otras personas. Te prepara para conseguir el cambio que buscas, te hace comprometerte contigo, con tu objetivo y hace que evalúes si de verdad es ese cambio lo que quieres o no. Y los objetivos que te marques en el terreno de tu sexualidad no quedan fuera.

El sexo y la sexualidad.  Hablar de sexo de manera natural y sin prejuicios es un tabú superado hace muy poco tiempo sino se está superando aún. Puedes hablar de que quieres mejorar tus objetivos laborales, de organizar mejor tu tiempo, de conseguir por fin dejar de fumar… pero proponerte tener mejores relaciones sexuales, aún pesa (en algunas ocasiones)

Algo tan natural como el sexo no podía caer fuera del ámbito del coaching. Tú pones, y propones un objetivo que  puede ser mejorar tus relaciones sexuales. Conocer tu cuerpo para poder mostrarlo y para poder guiar a quien invites a conocerlo. Liberarte de prejuicios y vergüenzas tontas, acompañar y dejar acompañarte…

El coaching es una herramienta más, entre otras, que empleo en el acompañamiento de tus procesos de salud y enfermedad para conseguir los objetivos de tu vida, incluida tu vida sexual.

Así pues el coaching aplicado al ámbito de la sexualidad lo conocemos como  sex coaching. Y lo podemos definir como un proceso de cambio de todo aquello que hoy te impide disfrutar con plenitud tu vida sexual revisando tu modelo afectivo y de relaciones, enfocándolo en unos puntos que son:

  • Eliminar tabúes y creencias que te estén impidiendo disfrutar de tu sexualidad.
  • Aprender a disfrutar con todo el cuerpo.
  • Estimular e implicar todos los sentidos en tu vida sexual.
  • Aumentar tu autoestima y la seguridad imprescindibles para una sexualidad sana.
  • Expresar lo que sientes, piensas y deseas, incluso las emociones negativas.
  • Empezar a vivir tu sexualidad de una manera plena.

Ya sabes, conociendo tu cuerpo puedes enseñarlo y guiar en su descubrimiento.  Es igual que aquello que se dice que para que te quiera alguien tienes que quererte a ti. Y el sex coaching está al alcance de tu mano.

En definitiva con el coaching sexológico, sex coaching o coaching sex,  consigues cambios positivos y mejorar tu vida afectiva y sexual, te favorece la comunicación y la interacción con tu pareja, te aporta las armas para dirigir de forma positiva tus necesidades sexuales, mejorando tu autoestima y por último contribuye a controlar la ansiedad, el miedo, la vergüenza, los prejuicios ante una interacción sexual.

Anuncios