Pa´rriba.

35092-h2

Cuenta una fábula que…

“Había una carrera de ranas y ganaba aquella que subiera primero a la torre, la gente del pueblo que estaba mirando dicha prueba empezó a gritar que “-perdían el tiempo”,  “-jamás lo lograrían”, “-que abandonaran”, “-que se iban a matar” y muchas cosas más. Al cabo de un largo rato las ranas comenzaron a desistir de la prueba, menos una que siguió con toda su valentía, fuerza, dolor y constancia, para que al cabo de una hora llegara a la cúspide de la torre. Ante semejante gesta, las ranas fueron a preguntarle a ésta como lo había logrado pero resultó ser que era sorda”.

Moraleja cuando uno tiene un sueño positivo lo mejor es ponerse en modo sordo ante todos los destructores de sueños.

Seguro que te has dado cuenta como  las personas están, estamos, constantemente evaluando las cosas negativas y enviando estos mensajes a los demás, sobre todo cuando hacen algo diferente o si quieren cumplir un sueño, y si lo consiguen simplemente lo definen ( o por qué no lo definimos “a veces”) como suerte. O sea  si se busca, o por qué no si buscas  la satisfacción, se recibe un bombardeo de negatividad en vez de recibir ánimos.

Y es que la mayoría de las personas tienden a no moverse de la zona cómoda, por más que no estén a gusto, y cuando quieren hacer algo diferente ante el primer contratiempo, abandonan y echan culpas al mundo. No ven, o no vemos, que para llegar a la cima hay que sudar,  caerse, pasar momentos de incertidumbre… Nada nos es regalado. Nada.

Y lo mejor de todo es que se es plenamente consciente de que el premio final es muy grande, la plenitud, la felicidad de lograr cosas que le hacen sentir feliz.Muy grande.

En la vida todo es posible, ponemos las limitaciones pero también somos los seres humanos altamente creativos. Estamos  llenos de recursos y completos, por eso cualquiera que se proponga objetivos y que además los tenga completamente integrados no encontrará ni dará paso ni peso a nada ni nadie que le pueda detener, porque el tiempo irá marcando cuando se hará realidad su sueño.

Eso del  “quiero pero no puedo” hay que cambiarla por “querer es poder”, si quieres algo lo logras y si no es así, planéate si de verdad tienes bien claro lo que quieres, si buscas algo debes darlo todo. Que no te asuste el posible “sufrimiento” que de manera momentánea puedas encontrar en este camino que te lleva “pa’rriba”.  Deja atrás las excusas  y salde tu zona de confort,  entra en la zona de pánico y deja atrás los miedos a tus limitaciones que te ponen e impones. No te los lleves y no se los dejes a los demás.

Haz como la rana. ¿Te parece bien aquello de “a palabras necias oídos sordos”? Pues ya sabes.

Anuncios