¿Cómo decir adiós?

 goodbyeRecién estrenamos el año nuevo. Atrás ya quedó el 2016 y con él todas y cada una de las situaciones, conflictos, errores (aciertos también)… en definitiva atrás quedo todo. Todo. Vamos a comentaros cinco pasos para decir adiós al año, y también, para decir adiós a lo malo, a lo bueno, … a encarar este nuevo año libres de carga, para acompañar de manera ligera en eso de conseguir nuestras metas. Ya sabes, todos y cada uno de los propósitos que se agolpan en tu cabeza como lo hacen las uvas en tu boca al ritmo del tañer de las campanas, en la medianoche con la que cambiamos de año.

El primer paso es: ser honesto contigo mismo y con la situación, ya sea una relación de pareja o un conflicto en el trabajo, o con algún amigo o familiar.

El segundo : dejar atrás ese “esperemos a ver si mejora”, “esperemos a ver qué pasa”. Si no se es honesto (punto uno, ¿recuerdas?) no verás la posibilidad de un cierre y vivirás insatisfecho o dejarás pasar de largo oportunidades. Y es que la vida te da las oportunidades cuando realmente las estás buscando.

El tercer paso: No te cierres pensando aquello de ”es mejor malo conocido que bueno por conocer”, ¡¡Por favor!! Piensa en qué es la vida sin riesgos. Vale que estos riesgos no te van a dar la certeza de lo conocido, pero sí de que seas más feliz, que aprendas cosas nuevas. Esa es la compensación.

El número cuatro : En este caso es al revés de otra frase tan extendida la de que “ desde fuera se ve mas fácil” Por dentro, viviendo la situación, parece mas difícil, se ve más difícil de lo que es, pero no es así. Cerrar parece difícil, pero cuando se está en el punto de hacerlo, sabes qué tiene de bueno y qué tiene de malo. Ya has visto otras posibilidades. Busca cualidades que te ayuden a encontrar nuevas cosas. Se trata de soñar un poquito más.

Y el quinto : Vence el miedo. Vence tu miedo. No creas que terminar una relación ( situación, … aquello a lo que quieras poner el punto final) te va a ayudar a encontrar una mejor relación, situación (ya sabes… lo que quieras) o también a encontrar una peor. Cada situación es un mundo y todas son diferentes. Es importante que te sientas en plena satisfacción y sobre todo feliz.

El miedo nos hace ser perfeccionistas. Y sólo queremos ser felices .

Anuncios