Las 24 horas de…

libre

Por fin llega tu día libre. Un día entero de descanso. Imaginas que vas a estar en la cama hasta bien entrada la mañana, desayunar tranquilamente y acoplarte en tu sillón favorito, o el sofá o en la cama.. viendo pelis o poniéndote al día con esa serie que te tiene en un sin vivir. ¡Un día perfecto a la vista!

Pero si eres del grupo de las personas que emprendemos un sueño, esto de tener 24 horas libres y ociosas nos parece una pérdida total y absoluta de tiempo con la cantidad de cosas pendientes que siempre hay que hacer.

Por suerte, como para casi casi todo, hay una solución. Una solución que te permite disfrutar de tiempo libre teniendo un día de descanso de lo mas productivo.

Esta vez lo recogemos en seis pasos con los que además de descansar, tomarás fuerzas para seguir adelante el resto de los días de la semana que te permitirán afrontar todos los retos.

1. Tiempo para ti. Tiempo en soledad.

Te va a permitir aclarar ideas, dejar tu mente en “stand by” lo que te va ayudar a mejorar tu creatividad, tu iniciativa . Está bien disfrutar con los amigos, con la familia…pero el tiempo en soledad es imprescindible. No olvides apagar el móvil, o cuanto menos quitarle los datos. Así que en este momento en soledad adiós al Facebook, al Whatsapp,al correo. En soledad aumenta tu productividad, no dependes de nadie para que tu proyecto puedan avanzar a tu ritmo.

2. Entrégate a tu hobby.

Tienes la mente ocupada en algo que te gusta. Que no implica mas que el placer de hacer por hacer. Puede o no estar relacionado con lo que te ocupa durante la semana. No lo olvides. No como trabajo. Como hobby.

3. Haz ejercicio.

Los beneficios del ejercicio físico son indiscutibles. A pesar de que tanta ocupación semanal nos deja poco tiempo para practicar algo de ejercicio, puedes buscar consejos de cómo hacer ejercicio mientras estás trabajando. Estos días libres te ofrecen una oportunidad especial para practicar ejercicio.

4. Socializar. Conoce gente.

Hemos empezado hablando de tener y disfrutar de la soledad. De tener tiempo para ti. Pero claro, no es todo el día en plan ermitaño. Además enlazando con el anterior punto, un evento deportivo, una carrera popular, puede ser un buen momento para interactuar con otras personas.

Los eventos de tu comunidad no son únicamente para sacar a los niños de tu casa, también son una perfecta oportunidad para hacer nuevos contactos y conocer nuevas personas que puedes conocer mientras disfrutas de tu fin de semana.

5. Échale un repaso a tu casa.

Mantenimiento, bricolaje, limpieza… poner al día tu ordenador, ( nada de correos ojo) Incluso échate un repaso a ti, date un baño, embadúrnate de cremas, arregla tu pelo, uñas… No importa el significado que le quieres dar a la palabra mantenimiento; en definitiva espacio para actualizarte y para hacer todo aquello para lo que no tienes tiempo durante tu semana laboral.

6. Planifica la semana que viene.

¿Por qué no ? , ahorras tiempo y te enfocas en lo importante. Planificar la agenda, priorizar. Haz un listado con todo lo que quieras hacer, distribuido por días para ir tachándolo a medidas que se vaya realizando. Incluso la lista de la compra así programas qué vas a comer y puedes ganar algo del tiempo en tu día  a día. No se trata de encorsetarte y convertirte en un máquina. Para eso vas tachando. Lo que queda pendiente tal vez no sea tan importante y en este día libre te des cuenta de que no es tan determinante y vayas desechando y cambiando.

descanso

 

 

 

Anuncios