Resiliencia.

Un día el burro de un campesino se cayó en un pozo. El animal lloró fuertemente por horas,  mientras el campesino trataba de buscar algo que hacer.

Finalmente el campesino decidió que el burro ya estaba viejo, y el pozo seco y necesitaba ser tapado de todas formas. Realmente  no valía la pena sacar al burro del pozo, pensó.

Invitó a todos sus vecinos para que vinieran a ayudarle. Cada uno agarró una pala y  empezaron a tirar tierra al pozo.

El burro se dio cuenta de lo que estaba pasando y lloró horriblemente.  Luego, para sorpresa de todos, se aquietó después de unas cuantas paladas de tierra.

El campesino finalmente miró al fondo del pozo y se sorprendió de lo que vio… y es que con cada palada de tierra  el burro estaba haciendo algo increíble: se sacudía la tierra y daba un paso por encima de la tierra.

Muy pronto todo el mundo vio sorprendido como el burro llegaba hasta la boca del pozo, pasó por encima del borde y salió trotando.”

Las personas logramos adaptarnos con el tiempo a las situaciones que cambian drásticamente nuestra vida, la muerte de un ser querido, un accidente… perder un trabajo.  La resiliencia nos ayuda, nos permite, adaptarnos a esta nueva situación.

resiliencia21

¿Qué es eso de la resiliencia? Pues según la RAE, resiliencia es “la capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adeversos”. Y  ahora os presentamos un decálogo con el que trabajar y reforzar la resiliencia que tenemos.

  1. Establece relaciones. Es importante establecerlas  con familiares cercanos, amigos  y otras personas importantes en nuestra vida.  Aceptamos así una ayuda y apoyo de personas que nos quieren y escuchan.. Ayudar a otros que  necesitan  ese apoyo, también puede ser beneficioso. 
  1. Una crisis no es el fin . Hay situaciones que no podemos evitar que ocurran. Lo que si podemos cambiar es cómo interpretamos y cómo reaccionamos ante estas situaciones. 
  1. El cambio es parte de la vida . Lo que no se puede cambiar nos ayuda a centrarnos en aquello que sí podemos cambiar. 
  1. En dirección a tus metas . Metas realistas y alcanzables. Pasitos cortos para llegar lejos y sin cansarse. No lo veas como un logro pequeño. Son cosas que podemos lograr hoy y nos ayudan a caminar en la dirección hacia la cual queremos ir. 
  1. Con decisión . Nada de esconder la cabeza debajo del ala. Sin ignorar problemas y  tensiones. 
  1. Encuéntrate . Cuando se superan situaciones adversas aprendemos algo y también cambiamos. Una mejoría en el manejo de las relaciones personales, un incremento en la fuerza personal, una autoestima mejorada. 
  1. Mejorar la autoestima . Nuestra capacidad para resolver nuestros problemas  y confiar en nuestros instintos nos ayuda a construir nuestra resiliencia.
  1. Mantén las cosas en perspectiva. Independientemente de la situación a la que nos enfrentamos. Trata de considerar la situación que causa tensión en un contexto más amplio, manteniendo una perspectiva a largo plazo. Así evitas agrandar la situación. 
  1. La esperanza es lo último que se pierde. Simplemente no olvides que una visión optimista te permite esperar que ocurran cosas buenas en la vida. Tienes que ver lo que quieres en lugar de preocuparte por aquello que temes. 
  1. Cuídate. Presta atención a tus necesidades y deseos. Busca actividades con las que disfrutes y te relajes. Haz ejercicio. Cuidar de ti mismo te ayuda a mantener tu mente y cuerpo listos para enfrentarse a situaciones que  van a requerir .

resiliencia-ninos

Así que como la vida va a tirarnos todo tipo de tierra, como al burro de la historia,  hay que sacudírsela y usarla para dar un paso hacia arriba. Usa esa tierra que te echan para salir adelante.

Anuncios