Curarse en salud.

Ahora que  ya está aquí el otoño, que empieza a hacer frío, y los anuncios de turrones (sí, ya es Octubre).  O si nos lees desde el hemisferio sur, ahora que empieza la primavera… sus alergias, la operación bikini, preparase para el calor. Y para todos…. ahora que llega el fin de año (o que empezaremos uno nuevo en un par de meses), en definitiva ahora que ha hemos superado  el solsticio correspondiente, comenzamos a organizarnos para esta nueva (pero conocida) etapa que se abre ante nuestros ojos. Y es ahora cuando, una parte importante de esta preparación, recae en nuestra salud. Hoy vamos a abordar la Salud emocional. Cómo mejorarla o bien manteniéndola o  bien mejorarla, que siempre se puede y se debe mejorar.

emocion-2
Es importante que estemos realmente interesados en mejorar nuestra Salud emocional del mismo modo que lo estamos en mejorar nuestra salud. Es una parte fundamental de ella.

 

¿Qué es eso de Salud emocional?  Al tener dominadas tus emociones, tienes un estado  de paz interior y bienestar. Un equilibrio. Eso es Salud emocional. Eso es lo ideal. Te puede ayudar  evaluar cognitivamente la realidad, vamos pensar con la cabeza de manera coherente con tus propias creencias y tu propia personalidad. Así estás en el buen camino para reforzar e incrementar tu Salud emocional.

Cada día surgen  publicaciones  sobre autoestima, asertividad, autocontrol, las relaciones sociales,…y aquí la Salud emocional está siempre presente.  A pesar de que hay que trabajarla desde pequeños, como aprender un idioma por ejemplo,  se puede empezar desde ya para que aporte su granito de arena, (granito por decir algo, ese “granito” es fundamental) a nuestro estado general de salud, ya sabes.

Hablamos de facilitar el desarrollo de la empatía  pero  los problemas  del vecino, y sus miserias, se viven y se ven de forma constante y normal en nuestro entorno.

emocion-salud-1

De facilitar la autoestima y sus beneficios al reforzarla, pero ésta se ha visto tergiversada desde la sociedad, basándonos en unos modelos concretos de delgadez, juventud, y en seguir unos criterios que no te hagan caer en el bando de los frikies

También hablamos de  esa Inteligencia Emocional que te ayuda a controlar tus emociones. Eso de contar hasta diez antes de estallar en ira, pero la violencia la tenemos al alcance de la mano en campos de fútbol, televisión, películas o videojuegos.

Y cómo no, las redes sociales. ¿Cuántos amigos/amigas tienes en Facebook por ejemplo?  Es importante tenerlas y saber gestionarlas, claro, pero no hay que quedar atrapados en sus redes. ¿Acaso no interactuamos con las personas si no es a través de una pantallita? Por cierto que el concepto de  “ “redes” “sociales” ” como juego de palabras… es algo terrible y fantástico a la vez.

Así que cuanto antes empecemos mejor. Estamos a tiempo para trabajar  la Salud emocional, para curarnos en salud (también en la emocional). Hay que echar fuera de tu vía, de tu vida, todo aquello que te impida conseguir una vida plena. Lo que tú te has marcado como tu vida plena. Persigue la felicidad. Márcate objetivos que o bien directamente te proporcionen felicidad, o bien la felicidad esté tranquilamente instalada en ese objetivo. Ser felices, en definitiva, y si es desde que somos niños, mejor. Será una parte importante de nuestra estabilidad emocional, que cuando seamos adultos, lo agradeceremos. Y si ya lo somos, cuando la tengamos, también lo agradeceremos.

Seguramente así, seremos unos ciudadanos competentes dentro de una sociedad competente. Para esto tenemos trabajo todos. Primero nosotros mismos buscando y persiguiendo esta salud emocional. Y para fomentarla, pues se me ocurren… profesores, psicólogos, por qué no políticos y seguro que sí coachs.

como-influyen-las-emociones-en-la-salud-1

Anuncios