Preguntas poderosas, silencios poderosos.

preguntas

Os venimos hablando de cómo afrontar los exámenes, las vacaciones, la convivencia en familia, la vuelta a la realidad tras las vacaciones. Muchas cosas, pero sin hablaros de un arma tremendamente poderosa para conseguir todos los objetivos propuestos. Un arma,  con dos filos. Casi como una llave maestra que abre todo tipo de puertas,  o ventanas, a nuestro objetivo

Hablamos de las preguntas poderosas y su complemento ideal. El silencio poderoso que les debe seguir.

Hacer preguntas es fundamental para todo  proceso de coaching. Y es que haciendo preguntas poderosas, no olvides que son las que mas nos  interesan, preguntas que suponen un cambio, y  que  proporcionan nuevas perspectivas. En definitiva preguntas que invitan a pensar y, por qué no, a sentir más de lo que conseguimos con preguntas triviales…. ¿Cómo está usted?

Estas preguntas, llamadas preguntas poderosas suelen ser simples y cortas.  Comienzan con un dónde, cuándo, cómo, quién, qué, en definitiva una pregunta abierta. Después de una pregunta así se puede utilizar un silencio.  Aumenta así su efectividad.  Por tanto hay que  evitar  las llamadas preguntas cerradas de las que, por lo general y como mucho, podemos obtener un  sí o  un no, lo que hace que se detenga el flujo de comunicación.  Ese silencio no nos interesa y tampoco es del que estamos hablando.

Es mejor  usarlas de una en una. Mucho mejor una pregunta a la vez. A veces uno siente que uno quiere aclarar un problema y por lo tanto coloca una nueva pregunta rápidamente, sin tiempo a contestar, si espacio a silencios, sin espacios para la respuesta. ¡ Menudo caos!,  ¿qué respondes? La confusión  que se genera se vuelve completa.

Claro que puede haber  mas de un tema, sin llegar a ser un  interrogatorio, con que se deje espacio para las respuestas.  Un poquito de orden, y ellas mismas se colocan en fila dejando espacio para los silencios. Respuesta, silencio, respuesta… y así. Con esto se consigue además de dar una sensación distendida a la situación de pregunta respuesta pregunta, nuevos temas sobre los que hacer nuevas preguntas.

pregunta3

Y es entre respuesta y respuesta que toman fuerza los silencios. Combinados con las preguntas poderosas y las respuestas a esas preguntas. Como en una coctelera. Que parece que todo se mezcla  en medio de un caos, pero sólo los mejores cócteles son los que mejor están combinados. Esto es igual. Pregunta Silencio y Respuesta.

El silencio  como palanca impulsora de las preguntas es esencial. Muchas veces el propio silencio es en sí una respuesta. Si no se quiere responder, si no se tiene claro que responder o si la respuesta es tan obvia que para qué decirla.  Pero ahí no acaba el poder del silencio que acompaña a muchas preguntas abiertas. ¿Te has parado a pensar que el silencio no interrumpe a las personas cuando están hablando? .Todo lo contrario. Es ese silencio que se produce  cuando se está pensando, imagina  ver esas ruedas girando en tu cabeza  esperando la respuesta. No es por tanto nada incómodo. Sácale partido cuando tengas preguntas por delante que contestar. Saca partido cuando estés esperando una respuesta a tu pregunta.

respuestas-2En otras palabras, la típica contestación de no sé, automáticamente se responde con un “sí sabes”. Ahí aparece el primer silencio, una sonrisa cómplice , un de nuevo “ no sé, en serio” y la respuestas es la misma… “Sí sabes”. Utilizando después el silencio, la respuesta aparecerá.

 

Practicar el uso del silencio de forma conjunta con las preguntas, cuanto mas poderosas mejor. Verás que pasa.

Anuncios