Ponga usted un Coach en su vida.

agotador 1

A go ta dor. Sí. Agota a cualquiera. Debes estar las 24 horas alerta, los siete días de la semana y así los 365 o 66 días del año, que cada cuatro toca un bisiesto. Imagina. Sin descansar. Venga a tapar tus emociones, lo que sientes, lo que buscas,lo que quieres… Venga a dejar atrás oportunidades, dejando a gente sin dejar entrar en tu vida. Cerrando(te) puertas y ventanas. Y tú, mientras tanto, ahí.Dentro de tu círculo de confianza. Sin moverte, como si lloviera fuera y no quisieras salir a saltar sobre los charcos.

Y es que con todo cerrado es difícil que te des cuenta que ha escampado, que el sol está en lo alto y que puedes salir a explorar ese mundo que ha surgido de entre el chaparrón, que ya es sólo historia. Sin saber qué ni cómo, te sitúas al otro lado de la puerta, con tu chubasquero, tu paraguas y tu sombrero favorito de lluvia y cuando vas a girar el pomo de la puerta… entonces y sólo entonces ¡crack!  empiezas a pensar ¿qué puede pasar?. Te preguntas para qué voy a salir si seguro que viene una ráfaga de aire y me rompe el paraguas, o no. Peor aún. Me rompe el paraguas y se  lleva mi sombrero volando. Claro que para eso no salgo. Me quedo a gusto en mi casa sin salir. Total, sin no sé ni cómo voy a llegar y si llego no sé qué va a pasar. Ni me molesto.

Aunque es verdad que necesito un cambio y que sé que debo salir, porque tanto tiempo esto cerrado… necesito aire nuevo, aire limpio. Necesito salir. Pero ,¿me quedo en casa haciendo lo de siempre? Sí. Aunque si hago lo de siempre, voy a estar como siempre. Y eso no quiero que me pase.  Porque yo…, yo estoy bien. Aquí dentro ¡¡estoy tan a gusto!!. Sin querer cambiar en nada, a ver si a fuerza de repetirlo me lo termino creyendo, que mis amigos, mis amigas…bueno si ya no me quedan amigos ni  amigas a los que poder llamar. Se han cansado tan pronto de escucharme… ¡¡no tienen aguante!!. Reconozco que puedo ser ,… digamos insistente en llamarles y contarles una y otra vez que quiero salir, que agotador 2necesito salir ahí fuera y llegar al otro lado pero que estoy bien aquí dentro. Pensando en voz alta, convenciéndome una y otra vez al oírme al  hablar con los demás… No sé qué me cansa mas si repetir una y otra vez que estoy a gusto o creérmelo.

Sé que quiero cambiar. Creo saber en qué, porque algo me falta. No sé qué pero algo. O tal vez me sobra. O incluso sólo hace falta cambiarlo un poquito. ¡¡Ayyy!!.. ¿qué puedo hacer? , ¿cómo puedo hacer para…? sin salir, sin amigos ni amigas… Aunque eso sí, con mi sombrero de lluvia y mi paraguas intactos, ojo. Mejor será que me dé media vuelta y me vaya a mi silloncito a sentarme delante de esa pared que tiene una pinta de entretenida que no veas.

-¡Ding dong!,

-¿Quién es?, respondes. Al otro lado nadie contestas. Sólo el timbre que vuelve a sonar ¡¡ding dong , ding dong!!!….  En ese mismo momento abres de golpe los ojos y notas como tu frente está llena de perlitas de tu sudor, tienes la sábana enrollada en los pies y la almohada en el suelo al lado de tu cama. Enciendes la luz, y decides anotar en tu libreta….

Llamar a mi coach favorito ( Generate Coaching) y que me acompañen al otro lado de la calle a lograr mi objetivo.Recuerda .Las grandes aventuras están al otro lado de tu zona de confort”.

agotador 4

 

Anuncios