¿Sabes cuándo necesitas un Coach?

coaching

Sí. Somos conscientes de que este post debería haber sido anterior a muchos otros, aunque como somos de los que vemos el vaso medio lleno, en Changeg, sabemos que más vale tarde que nunca…

Todos sabemos cuándo tenemos que ir al médico, porque nos duele algo, tenemos fiebre, nos encontramos mal; igualmente también sabemos cuándo necesitamos otro tipo de ayuda cuando lo que nos duele no es alguna parte del cuerpo, si no cuando lo que “nos duele” la  mente.

Antes que nada queremos dejar claro que los coach no somos psicólogos; estos profesionales ayudan, y mucho, en otro tipo de cuestiones mucho más severas y para ello han estudiado una  carrera, aunque es cierto que muchas veces ambos profesionales trabajamos juntos y  nos complementamos.

E igualmente si cuando nos decidimos ir a un profesional de la sanidad como es un psicólogo o un psiquiatra, siempre hay que tener claro que para que los tratamientos de éstos surtan efectos la persona quiere querer ir, si no,  no sirven; pues ésto mismo ocurre con un coach. El cliente debe querer ir para que funcione.                        Dicho esto, vayamos al quid de la cuestión que os planteabamos al principio, ¿cuándo necesitas un coach? En Generate change nuestro campo de acción son las empresas, también dominamos una parte muy importante del coaching que es la del Life Coaching o coaching personal.life coaching

En el Life Coaching el cliente se acerca al coach cuando éste tiene un sueño, un objetivo que se nos hace faraónico por todos los pasos que hay que hacer hasta llegar a él; también para mejorar el rendimiento personal, si se está buscando un cambio profesional, se quiere mejorar y desarrollar las habilidades sociales, mejorar la autoestima, perder peso, aprobar una oposiciones, aumentar nuestro rendimiento estudiando, relaciones de pareja… y mucho más; en el coaching se  utilizan los propios recursos que tiene el cliente y, por supuesto, sus objetivos.

Todos tenemos sueños, objetivos e ilusiones y a veces no damos el paso adelante, por miedo, porque se nos han olvidado nuestros valores y principios, por creer que no servirá de nada y autoconvencernos de ello o incluso porque nos autosaboteamos por miedos que nos creamos nosotros mismos. Miedos que nos hacen quedarnos en nuestra zona de confort, al igual que lo hacen nuestras creencias erróneas.

Ahí es cuando necesitas un coach, cuando sabes que tienes que salir de tu zona de confort, pero dar ese paso te da vértigo, lo ves como un imposible o que te va a causar hasta un ataque de ansiedad en toda regla. El coach te dará el “empujoncito” que necesitas, sin dejar de ser fiel a tus principios y  valores.

zona de confort

No nos olvidemos que un coach no trabaja con el pasado, eso lo hacen los psicólogos; el coach trabaja el presente mirando hacia el futuro. Cierto es que a veces nuestras inseguridades y miedos vienen del pasado, pero no nos recreamos en él, aprendemos de él y nos vemos como somos ahora en el presente y como queremos ser en el futuro.

En definitiva, puedes acudir a un coach cuando quieras conseguir aquello que esperas de ti o cuando quieras alcanzar un sueño. Vamos a empezar a salir de nuestra zona de confort, verás que los límites los pones tú…

Anuncios