Equipos de trabajo.

equipo uno

Trabajar en equipo. Algo tan tan… ¿Recuerdas cuando en el colegio se formaban equipos para hacer algún trabajo y el efecto que se conseguia  era competir unos contra otras, y dentro del equipo otras contra unos?? Nada más formarse el grupo, se formaban roles: yo hago esto, tú te dedicas a esto otro…y  se volvía a dar la competencia de todos contra todos. Y así llegamos a la edad adulta  donde nos lanzamos al mundo laboral con nuestro currículum y, allí está entre nuestras características a destacar.. inglés nivel alto…((ejem)) , trabajo en equipo.Esto viene siendo lo mismo que  decir  que “soy  capaz de aguantar a las mismas personas durante ocho horas al día, durante cinco días a la semana sin lanzarme al cuello”, en lenguaje de recursos humanos. Aun así, se forjan amistades muy buenas y duraderas. Sin ir más lejos, éstos que están aquí detrás de la pantalla redactando el blog son, somos, antiguos compañeros de un mismo equipo de trabajo. Y ahora hemos formado otro. Así que, dicho todo esto,  el tema de hoy estaría reflejado en esta pregunta …¿Realmente sabemos trabajar en equipo?  O bien ¿Tenemos la experiencia de trabajar bien en equipo?

Como punto número uno, está  la predisposición de los miembros que forman este equipo de trabajo. No sólo su experiencia o su “maestría “en el tema a tratar.

Hay, además, que  tener conciencia de que se forma parte de un equipo. Para ello, ya lo hacíamos en el cole, recuerdas, definir roles y dividir tareas. En definitiva saber delegar responsabilidades entre y para todos. Y por supuesto, aportar entre todos soluciones, resultados. Soluciones y resultados que persigan, uno o varios, objetivos comunes.

Es aconsejable que a la hora de definir los roles surja, que acaba surgiendo, la figura de un, digamos líder, pero líder en el sentido de facilitador, que sepa motivar, recordar cuales son los objetivos… Nada de ordenar, mas bien proponer sacando lo mejor que tenemos dentro para conseguir el objetivo.

people-turning-gears-synergy-13254644 (2)

La comunicación dentro del equipo es vital. La información tiene que fluir, más que fluir tiene que expandirse como el aire en un globo. Llegando a todos los rincones.

Cuando se consigue el objetivo, cuando  llega el éxito, debe ser compartido por los miembros del equipo por igual, como por igual debe ser repartido el fracaso  y repartir  así las responsabilidades. Al hacerse en partes más pequeñas, tanto el éxito como el fracaso, se gestiona mejor. Ni se nos sube a la cabeza, ni nos hunde los pies en el barro.

Y claro, como en todo se puede hacer  un listado con  ventajas e inconvenientes. Te aconsejamos que hagas el tuyo. Aquí está lo que hemos ido recogiendo de aquí y de allá.

VENTAJAS                                                                              INCONVENIENTES

A mas gente, mas formas de ver las cosas. A mas gente, habrá alguien que no quiera trabajar al mismo nivel que el resto.
A mas forma de ver las cosas, mas propuestas. Es posible que surjan discrepancias y se pierda ese  objetivo común.
División de tareas, división de frustraciones. Desmotivación, “yo es que trabajo mas que tú…”
Nos apoyamos y animamos. Hoy por ti mañana por mí. Surgen individualidades. Se ha perdido el tren de  conseguir la meta.
Se aceptan mas y mejor las decisiones, son consensuadas. El líder solo manda y manda mal. Autoritarismo.

Así que,  podemos resumirlo en :

  • La sinergia es la principal razón de ser de los equipos de trabajo. La suma de las “ fuerzas individuales” consigue unos resultados superiores a los individuales.
  • Un ´equipo de trabajo’ tiene relación con las metas y con la visión compartida. Tiene que haber objetivos comunes. Sin visión compartida no hay equipo de trabajo.
  • El trabajo en equipo es algo más que un grupo de personas que colaboran en una serie de tareas para alcanzar un objetivo común. Es necesario percibir que se pertenece al equipo y basar esta visión en el ,como decimos, objetivo común. Por tanto hay que autodefinirse como  miembro del equipo.

 

equipo click

Anuncios