Memorizar

memoria 1

Una parte importante en la fase del estudio es la memorización. Leer, comprender, asimilar y memorizar. Como  cuatro patas de una  mesa. Tan importantes en individual como en conjunto. No pueden faltar las unas sin las otras.

Somos muy de poner ejemplos, pues bien, para esto de la memoria se nos ha ocurrido hablar de esas muñecas  rusas, las matrioskas, que salen unas de otras. Pues en esto del estudio, casi casi es igual. Se lee, se comprende, se asimila y se memoriza. De mas grande a mas pequeña, y aunque las matrioskas suelen ser más, una parte encierra otra que a su vez encierra otra y así una parte es imprescindible para que la otra salga y la otra salga de la una….. La sorpresa viene cuando dentro de cada una de ellas, la historia se vuelve a repetir.

Pues bien, vamos a coger la matrioska que contiene  la memorización y abrimos  para ver qué hay dentro. Ya os decimos que en este caso  el orden de los factores…¡ sí altera el producto! y es mejor que se siga este orden:

Comprender: Observar a través de los sentidos. Entender esa información. Como ya dijimos es fundamental una buena comprensión lectora, ejercítala.

Fijar: Mediante la repetición. Es imprescindible fijar antes de recordar una información relevante. Ayúdate de subrayados, guiones, notas en los márgenes, en definitiva con todo aquello que te resulte útil.

Conservar: En función del interés, de la concentración y del entrenamiento de la persona. De todos estos factores dependerá el modo en que se memoriza.

Evocar: Llevar al plano de la conciencia los conocimientos almacenados.

Reconocer: Interrelacionar los conocimientos nuevos y los que ya se tenían.

Vale, ahora que ya hemos ido abriendo y desgranando (se ha intentado) la memoria toca ahora trabajarla. Desarrollarla en definitiva. Para ello, para potenciarla sigue estas recomendaciones:

  • Utiliza todos los sentidos para conseguir máxima atención y concentración. Digamos que ve puliendo la percepción. Mejora la percepción.
  • Ejercita la observación y entrénate para captar detalles contrastados y otros no tan evidentes.
  • Lleva a cabo una clasificación. Si clasificas se retienen mejor los elementos de un mismo conjunto.
  • Consigue extraer las ideas básicas de un tema.
  • Puedes pensar usando la imaginación. O sea, represéntate con imágenes como si fuera una película, un cuento…Imaginación y Pensamiento están unidos, así que
  1. Exagera determinados rasgos, caricaturiza.
  2. Capta lo novedoso.
  3. Ponle en marcha, dale movimiento. Imagina que es una película.

memoria 3

  • Repite, pero no como “un lorito”. Asimila contenidos y repite lo que estás comprendiendo.
  • Hacer pausas mientras estás leyendo o estudiando te ayudará a recordar lo que vas aprendiendo. A modo metáfora, ya sabes cómo nos gustan, es igual que hacer clic en el icono de grabar cuando estás escribiendo un texto en Word, pero que dure un poco más… que no somos máquinas.
  • Intenta resumir antes de irte a dormir. Durante el sueño no hay “interferencias” que afecten a la memoria.
  • Esquemas y resúmenes te ayudarán a revisar el material estudiado a través de esquemas o resúmenes. Con estos esquemas vas aumentando sin darte cuenta el número de repeticiones. A más repeticiones más fijación. Y a más fijación el olvido se retrasa.

Todos estos pasos se pueden reforzar si se usan unas cuantas reglas mnemotécnicas, un ejemplo de regla nemotécnica puede ser la siguiente:

Si queremos memorizar números podemos convertir números en consonantes (cada número tiene asociada un grupo de consonantes) y con estas consonantes formar palabras añadiendo libremente vocales. Las palabras, al contrario que pasa con los números, son imaginables (es más fácil recordar una palabra que un número). Hay practicantes de la nemotecnia que prefieren hacer conversiones fijándose en la fonética en vez de las consonantes; de esta manera la letra “C” cuando suena fuerte como en “casa” le corresponde un número diferente que cuando suena como en “cielo”.

Aquí van los ejemplos de cada número y su consonante que lo identifica:

1=T,D – 2=N,Ñ – 3=M – 4=C – 5=L,LL – 6=S,Z – 7=F,J – 8=G,H o bien sonido “Ch”- 9=P,V,B – 0=R,RR. Extraído de  https://es.wikipedia.org/wiki/Regla_mnemot%C3%A9cnica.

memoria 2

Veamos un  ejemplo de mnemotecnia: Para recordar la medida de un nudo, que es equivalente a 1,852 kilómetros por hora , se utiliza la frase “Un  ocho sin codos”.

Te invitamos a que nos dejes la tuya propia a través de un mensaje que puedes dejar comentando este mismo post.

Anuncios