El arte de saber subrayar.

subraya 2

 

Siguiendo con nuestros post sobre las técnicas de estudio y así prepararnos para el próximo curso y los siguientes exámenes, tras hablaros de aumentar nuestra velocidad lectora y de cómo comprender lo que se está leyendo, ahora pasamos a daros algunas pistas sobre cómo se hace un buen subrayado, con el fin de que cuando llegue el momento del repaso seamos capaces, con un solo golpe de vista, de ver lo importante y quedarnos con las palabras y las ideas clave. Así reduciremos el tiempo de repaso.

Con el subrayado lo que se pretende, fundamentalmente, es analizar y comprender los contenidos del texto, para ello destacamos las ideas y los datos más importantes marcándolas con una línea, un signo, etc.

Algo que no sabemos es que el subrayado nos ayuda a:

  • desarrollar la atención y la concentración: al tener que sacar del texto la idea principal, el subrayar nos ayuda a mantener esa atención sobre lo que estamos trabajando,
  • aumentar la comprensión lectora: al prestar mayor atención nos resultará más fácil entender lo que estamos leyendo,
  • facilitar el aprendizaje y la memorización: al buscar la idea principal y con la comprensión del texto que estamos trabajando nos ayuda a aprenderlo y memorizarlo más fácilmente, al igual que influye el quedarte con lo fundamental,
  • ahorrar tiempo: al repasar tardaremos menos ya que sólo iremos a aquellas frases o palabras que hemos marcado.

Vamos con un ejercicio. Lee el siguiente texto:

“La monarquía absoluta es una obra de la razón y de la inteligencia; está subordinada a  La ley divina, a la justicia y a las reglas fundamentales del Estado; fue establecida por derecho de conquista o por la sumisión voluntaria de los primeros hombres que eligieron a sus reyes… Ha sido necesario que el poder soberano fuese absoluto, para prescribir a los súbditos todo lo que mira el interés común. Póngase al lado de esta definición la antigua constitución española y medítese la injusticia que se le hace.Es arriesgado que todo dependa de uno solo, y es más infelicidad por razón opuesta,que todo dependa de muchos…”

Antes de comenzar a subrayar este texto, debes tener en cuenta:

  • Subrayar sólo lo estrictamente necesario, si la idea la puedes sintetizar en una palabra subraya sólo esa.
  • Subrayar las palabras-clave que recoja la idea.
  • La lectura de las palabras clave deben tener sentido.
  • El texto tras subrayarlo debe quedar claro y limpio, para que en el repaso te resulte fácil ir a las ideas principales. 

Al hacer un subrayado lo puedes adaptar a como mejor creas que vas a recordar y te va a ayudar a repasar ya sea con un lápiz o utilizando varios colores (uno para la idea principal y otro para las ideas secundarias o datos de interés). Hay que tener claro que cuando subrayamos no consiste en subrayarlo todo, así tras una lectura rápida, vuelve a hacer otra más detenidamente y subraya ideas, nombres, fechas, no subrayes las descripciones, eso no te ayuda ni a estudiar ni a hacer un repaso rápido.

Una buena forma de completar un subrayado es haciendo anotaciones en el margen, para terminar de aclarar la idea y los conceptos. Anotando las palabras claves de lo subrayado.

Para subrayar existen distintos tipos de subrayados según las líneas y la idea del texto, tú puedes hacerte un guion propio una idea de cómo subrayar puede ser:

* Raya gruesa: Idea principal.

*Raya fina: Idea secundaria.

*Discontinua: detalles.

*Recuadros: Para indicar cosas a memorizar como nombres, fechas, obras…

*Círculos para los comienzos importantes.

Coge tu lapicero o lapiceros de color y empieza a subrayar tus textos a estudiar. Puedes empezar con textos mas amenos como noticias de periódico o frases de alguno de tus libros favoritos.

 

 

 

 

 

 

Anuncios