Cambia tu estado emocional en 15 minutos.

¿Podemos cambiar nuestro estado emocional en 15 minutos?

La respuesta a esta pregunta es: Sí.

th632G79EWQuién no se ha encontrado en ese estado emocional de estrés, frustración, miedos, desmotivación,  ansiedad, todo ello generado por una situación cotidiana, ya sea en nuestro ámbito laboral (que cada vez es más exigente y nos exigimos a nosotros mismos mucho más), en nuestro ámbito familiar, o, en definitiva en nuestro día a día… Si a ello le añadimos que en ese estado emocional podemos influir en una persona o un grupo de personas, la situación se complica, ¿verdad?
Nos parece imposible pero no es difícil controlar nuestros estados emocionales. ¿Cómo lo haríamos? Predisponiendo a nuestro cerebro a llegar a ese estado deseado.
Y cuando nos encontramos en estados emocionales negativos, no somos conscientes de que eso nos afecta a nuestra razón, a la memoria, en la comunicación, a poder decidir y planificar, a la creatividad y la salud….Buenos motivos para intentar cambiar esos estados de ánimo, ¿no crees?
Controlar nuestro estado emocional en estas situaciones, bien sabemos todos que no es fácil y menos cuando se ha producido ya el cambio emocional. Y ¿Qué podemos hacer para controlarlo?
1. Ser consciente de lo que estás sintiendo en ese momento, de tus emociones.
2. Ponle un nombre concreto a esa emoción: tristeza, frustración, miedo… Esto te ayudará a ser más consciente de tu estado emocional.
3. Identifica los pensamientos destructivos que te han llevado a esa emoción, por ejemplo, nadie me entiende, no voy a ser capaz de…, etc.
4. Hazte preguntas a ti mismo y busca la respuesta, analiza esa emoción. Por ejemplo:

  •  ¿Cuál es mi estado actual?
  •  ¿Qué consigo con este estado?
  • ¿Qué es lo que estoy dejando de hacer por estar en este estado?
  • ¿Cómo afecta este estado a mi quehacer diario?
  •  ¿Qué sucedería si cambiara mi estado?
  • ¿Qué me impide cambiarlo?

Etc., etc…

5. Reencuadra el estado Para ello escribe en una hoja de papel dos listas, una con situaciones negativas que hayas vivido y otra con el reencuadre, viendo la parte positiva. Por ejemplo:

  •    Situación Negativa: No entiendo a mi jefe.
  •     Reencuadre: Esto me ayuda a saber tratar a diferentes tipos de personas.

Una vez que hayas seguido estos pasos y llegues al punto de saber cuál es la creencia que te ha llevado a ese estado emocional, solo te queda escribir qué vas a hacer cuando te encuentres otra vez ante la misma situación y llevarlo a la práctica.

Anuncios